Transferir una fotografía a madera

Transferir una foto a madera: una forma diferente de revelar nuestras fotografías familiares

  • Administrador
  • 16 agosto, 2017

¿Aun no sabes en qué consiste la nueva moda de transferir fotos o imágenes a madera?

Transferir fotos a madera o “foto transfer” es una nueva forma de hacer manualidades con madera, que está siendo muy usado entre los amantes a la fotografía y las bellas artes en 2017.

Y como en este blog nos encanta todo lo que tenga que ver con la madera en todas sus variantes, esta semana te queremos hablar de este aspecto peculiar en el uso de la madera. Te acercamos un tutorial básico con el que te vamos a enseñar a transferir fotografías a tablones de madera.

Es una forma peculiar y muy decorativa de utilizar los trozos de madera que os sobren de algún trabajo realizado anteriormente.

Esta manualidad es sencilla, no es cara y se podría realizar en familia, razón de más para realizarla durante estas vacaciones de verano ¿no? 😉

¿Quieres conocer cómo transferir una foto a madera?

Pues sigue leyendo esta guía…

 

¿Qué materiales necesitaremos para transferir una foto a madera?


Estos son, a grandes rasgos, los materiales que necesitarás para convertir una imagen en madera y convertirte en un experto en manualidades con madera:

► Un trozo de madera

► Un bote de gel medio

► Un bote de tapaporos

► Una brocha

► Una lija para madera

► Un bote de cola blanca

► Una fotografía

Como ves, no se necesita gran cosa para realizar esta manualidad tan original. Los materiales que hay que usar no son especialmente nocivos o peligrosos para los niños, así que pueden participar activamente en este proyecto familiar.

Y tampoco es especialmente caro, si es que tenéis que comprar todos los elementos de la lista para poder transferir una foto a madera. En cualquier tienda de bricolaje los podréis encontrar sin ningún problema.

Antes de comenzar con la explicación paso a paso de cómo transferir nuestras imágenes a un trozo de madera, conviene que puntualicemos un poco sobre los materiales a utilizar y así luego iremos más rápidos en la explicación de la manualidad que hoy nos ocupa.

¿Qué tipo de Madera debes utilizar?

Lo primero de la lista es la madera. Es obvio pensar que para pasar una imagen a madera, vamos a necesitar un trozo de madera. Hablemos de eso…

En principio cualquier madera es buena para hacer esta manualidad. Para transferir una foto a madera puedes emplear cualquier tipo de madera, pero con las maderas nobles suele conseguirse un resultado de mejor calidad.

Lo importante de la madera es que no tenga poros ni nudos, cuanto más pulida esté mejor será el resultado final. Es por eso que un trozo de madera contrachapado es perfectamente válido para transferir cualquier fotografía pero necesitaremos lijarlo  y pulirlo a conciencia.

Además de usar un buen sellador y tapaporos.

El gel medio, el elemento de unión

El segundo elemento de la lista el gel medio. Este elemento es el que se encargará de transferir la fotografía a la madera. Es un elemento fundamental de nuestro trabajo manual.

En internet podréis encontrar con mucha facilidad tutoriales en los que se nos explica fácilmente cómo fabricar nosotros mismos este gel. Pero siendo el encargado de que la fotografía se transfiera a la madera no creemos que sea la mejor opción ponerse a realizar experimentos, no siendo un producto caro.

Si lo fabricas tú mismo y el resultado final no sale bien, podrás pensar que esto de transferir fotografías a la madera no es una buena idea de decoración.

Y sí que lo es, el resultado final es espectacular. Por eso, por lo menos al principio, no te aconsejamos que apliquéis un gel medio elaborado por vosotros. La fotografía puede que no se transfiera del todo.

Es posible que se transfiera de manera muy tenue y además puede que sólo se quede una parte de ella. Son muchas cosas las que podrían no salir del todo bien en este paso.

Ya sabes, la primera vez hazlo bien para que puedas comprobar el magnífico resultado que se puede lograr. Luego podrás realizar otros experimentos y comprobar si se obtienen los mismos resultados o las calidades en la transferencia varían mucho.

Consejos previos a la transferencia de la fotografía

Los otros elementos de la lista tienen poco misterio: tapaporos, brocha, lija de papel para madera… Aquí hay poco que explicar.

Pero en lo que se refiere a la fotografía, sí hay que exponer unos cuantos consejos y matices.

La fotografía debe ser en blanco y negro. No se transferirá a la madera más colores que esos dos así que no uséis fotografías a todo color porque no conseguiréis nada.

Hay que usar una impresora de tóner, no de láser o de inyección de tinta, ya que usaremos esa tinta del papel para traspasarla a la madera.

La impresión en la madera se hará con “efecto espejo”. Lo que se muestre a la derecha de la fotografía quedará a la izquierda en la madera.

Para evitar este efecto simplemente, a la hora de imprimir, debemos poner la fotografía en “efecto espejo” en nuestro ordenador. Así saldrá sin ese efecto en nuestra madera.

Hasta aquí los consejos previos a la realización del trabajo. Vayamos ahora con la explicación de la manualidad resumido en cinco sencillos pasos.

 

Tutorial paso a paso para transferir una foto a madera


Foto transfer en madera

1. Prepara la madera que vayas a utilizar

Lo que necesitamos en este primer paso es una superficie en la madera lisa y pulida, libre de impurezas, como serrín o polvo.

Para conseguir ese resultado usaremos la lija de papel y le dedicaremos tiempo para dejarla concienzudamente lisa.

Para limpiar todo rastro de impurezas conviene usar un trapo humedecido en agua que arrastre hasta la última mota de polvo y serrín.

Después usaremos el tapaporos para sellar la madera. Así la tinta se transferirá de manera correcta por toda la superficie de nuestro trozo de madera.

Según las especificaciones del fabricante del tapaporos así esperaremos para hacer el segundo paso.

 

2. Aplica el gel medio

Con nuestra madera perfectamente lista y seca de tapaporos, le debes aplicar una buena cantidad de gel a toda la superficie.

La cantidad debe ser generosa. Recuerda que este es el elemento que transferirá la tinta de nuestra fotografía a la madera.

 

3. Coloca la fotografía en la madera

Inmediatamente después de aplicar el gel medio hay que poner la fotografía en la madera.

La parte impresa, que contiene la tinta, tocando la madera. A esto se llama enfrentar la fotografía a la madera.

Necesitamos que la fotografía quede lo más lisa posible, sin burbujas ni arrugas, así que puedes ayudarte de un rodillo y de una brocha seca para estirar el papel de la fotografía hasta conseguir el resultado que buscamos: la foto perfectamente alineada con la madera y sin ningún tipo de imperfección como arrugas y burbujas.

Después de realizar este paso no queda otra que esperar a que se seque el gel medio. Y eso puede llevar 6 ó 7 horas. Conviene que estés bien seguro de que el producto secó del todo y correctamente, para asegurarte de que la transferencia de tinta se realiza en toda la superficie y de manera correcta.

Lo mejor es dejarlo hasta el día siguiente, más vale que sobren horas de secado a que te falten y tengas que empezar desde el principio otra vez.

 

4. Retira el papel de la madera

Ya está el gel completamente seco. El papel se ha quedado como una capa blanquecina en toda la superficie de la madera y ahora toca retirarlo, para que se pueda ver nuestra fotografía bien transferida.

Para retirar el papel de la madera usaremos una esponja y agua. Con la esponja bien empapada de agua (sin necesidad de que esté goteando y mucho menos chorreando) comienza a frotar muy suavemente toda la superficie de la madera.

En este paso se requiere mucha paciencia y mucha suavidad. Es posible que los niños no sean los más adecuados para realizarlo, ya que frotar con demasiada energía puede llevar a que también “limpies” la tinta de la fotografía y tires por tierra todo el trabajo anterior.

Y si frotas con la esponja demasiado húmeda podemos llegar a estropear la madera. Por eso necesitas en este paso a una persona que tenga el suficiente tiempo y paciencia, para que suavemente vaya frotando la superficie de la madera y retire poco a poco el papel que da paso a nuestra fotografía impresa ya en la madera.

 

5. Sella el resultado con cola blanca

Encolar la madera para foto transfer

Una vez que has retirado todo el papel, puedes ver que la fotografía se ha transferido a la madera. El proceso ha terminado y el resultado es muy satisfactorio, ¿verdad? 😉

Para dar una mayor duración a tu manualidad con madera, ahora es el momento de aplicar a toda la madera una mano de cola blanca, la típica cola blanca de carpintero.

Con esto conseguirás que tu fotografía consiga mayor contraste y se vea un poco mejor. Pero también conseguirás un poco de brillo y fijar mejor todavía la tinta a la madera, así tu obra de arte perdurará en el tiempo.

A la hora de aplicar la cola hay que procurar hacerlo de manera homogénea, que toda la superficie tenga la misma cantidad de cola blanca.

Y que no sea demasiado líquida (acuérdate de agitar bien el embase)

Si lo has hecho bien, te quedará un trozo de madera blanca donde se intuye una fotografía, no te preocupes, lo has hecho bien. Cuando la cola se seque pasadas unas horas se verá transparente y podrás comprobar como de bien ha ido la cosa.

 

Conclusiones


Después de este primer “foto transfer”, seguro que se te ocurren mil ideas para plasmar fotos en madera. Las fotos viejas quedan espectaculares. Además puedes hacer composiciones y transferir varias fotografías a un mismo trozo de madera.

Aquí tu imaginación es la que pone los límites…

¿Has intentado transferir tus fotos a madera con estos sencillos trucos?

¿Cuál ha sido el resultado de tu primera manualidad con madera?

Para nosotros será un gran honor ver tus resultados de tu transferencia de imágenes a madera. De hecho será un placer admirar el resultado 😉

Imagen de portada (cámara vintage) de Freepik

 

No Comments

Leave a Comment

Close

Ubicación y horarios

Nuestro equipo comercial está comprometido en proporcionar a nuestros clientes un servicio excepcional en todo el mundo. Respondemos rápidamente, no dude en contactarnos para un presupuesto totalmente personalizado.

+34 619 270 197

+34 917 374 225

FAX +34 917 527 057

info@allwood.es

 

¿En qué podemos ayudarle?