Cuáles son los mayores peligros al trabajar la madera

¿Cuáles son los mayores peligros al trabajar la madera? ¡Tu seguridad es lo primero!

  • Administrador
  • 22 agosto, 2017

 

Esta semana vamos a tratar en nuestro blog un asunto muy importante, que en ocasiones suele pasar desapercibido, tanto entre los profesionales de la madera como entre los aficionados y consumidores.

Se trata de las medidas de seguridad que debemos adoptar a la hora de trabajar la medida. Para abordar este tema tan necesario hemos contado con nuestros amigos de VestuEPIS, una empresa de seguridad laboral madrileña.

¿Qué protección es la más adecuada para trabajar la madera?

En esta ocasión os queremos hablarte de los Equipos de Protección Individual (E.P.I.´s) de riesgos laborales aplicados al mundo de los trabajos con madera.

Desde que apareciera la ley 31/1995, todas las empresas deben proteger a sus empleados y visitantes de los riesgos laborales específicos que puedan surgir en cada momento de la jornada laboral.

Esta misma ley, por sentido común, debiera ser utilizada por todos los aficionados a los trabajos de bricolaje, para no sufrir un accidente mientras realizan su hobby con madera.

Los vapores de un decapante pueden asfixiar por igual a un profesional que trabaja todos los días con productos químicos o a una persona que, en sus ratos libres, quiere mejorar el aspecto de las puertas de su casa.

 

¿Qué hay que proteger cuando se trabaja la madera?

Los trabajos con madera son muchos y muy variados, por lo que necesitaríamos realizar todo un manual operativo para hablar de cada uno de esos aspectos que intervienen en cada uno de ellos.

Como no tenemos la intención de alargar mucho este artículo, hablaremos de una manera genérica de trabajos con madera, pensando tanto en el profesional como en el particular.

Básicamente hay 4 áreas de protección fundamental, que hay que tener en cuenta para trabajar seguro con madera:

1. Protección ocular

2. Protección de las vías respiratorias

3. Protección de las manos

4. Protección de los pies

 

Si trabajásemos con moto-sierras, habría que incluir un traje integral anticorte. Si transportamos cargas de madera o construimos una casa con ella, también habría que hablar de la protección de la cabeza con cascos homologados.

Y si trabajamos mucho tiempo con sierras mecánicas, también habría que dedicar un tiempo para hablar de la protección auditiva y ver la mejor opción de protección frente al ruido: orejeras o tapones.

Pero como hemos comentado al principio, vamos a generalizar un poco, para que tengáis una idea general de la protección que deberíais utilizar.

Aquí el sentido común juega un papel importante a la hora de saber si tenemos un riesgo que habría que proteger.

¿Comencemos? 😉

 

Protección ocular al trabajar la madera

gafas de protección

Lo primero que se nos ocurre a la hora de trabajar la madera suele ser cortarla a la medida que necesitemos: lijarla para tenerla bien pulida, sin nudos, etc.

Todos esos trabajos generan virutas y polvo, que fácilmente pueden llegar a nuestros ojos, provocando graves daños permanentes o simples dolores momentáneos que nos distraigan un segundo de nuestra tarea de corte y acreciente el riesgo de cortarnos a nosotros mismos.

Podría ser una exageración de la mala suerte, pero las estadísticas del Ministerio nos dicen que todos los años hay una gran cantidad de lesiones y amputaciones por este motivo.

Y eso que esas estadísticas sólo se refieren a accidentes laborales, no a los accidente de particulares haciendo bricolaje…

Los ojos se pueden proteger de muy diversas maneras, pero para trabajos con madera bastaría con unas gafas de protección contra impactos de baja densidad.

Unas gafas con unos cristales resistentes a las virutas que puedan lanzarse con cierta fuerza cuando se está cortando madera.

Para aquellos que usan gafas graduadas, también existen modelos de gafas protectoras, que se llaman “tipo visita”.

Estas gafas se ponen encima de las graduadas y protegen los ojos de una manera efectiva.

En tareas de lijado el problema no son las virutas de madera sino el polvo.

Aquí este tipo de gafas de las que hemos hablado hasta ahora no protegen de manera suficientemente efectiva ya que el polvo queda en suspensión y puede entrar en nuestros ojos con facilidad.

Para este tipo de trabajos se debería utilizar un tipo de gafa que cierre completamente la entrada al ojo.

Estaríamos hablando de un tipo de gafa como la de los buceadores, que deja el ojo completamente estanco del mundo exterior y sus agresiones (en el caso de los buceadores no le entra agua, en el caso que nos ocupa no entraría polvo de madera)

 

Protección de las vías respiratorias

protección-vias-respiratorias

Cortar o lijar madera puede conllevar mucho peligro para nuestros pulmones.

Los residuos de corte de los diferentes tipos de madera están clasificados en baja, media y alta toxicidad. Ya os podéis imaginar que para cada uno de esos riesgos hay un tipo concreto de protección.

Las maderas de baja toxicidad, como la madera de pino, no requerirían una gran protección. Con una mascarilla desechable homologada en FPP1 estarías más que protegido.

Pero las maderas exóticas son de alta toxicidad y trabajar con ellas requiere otro tipo de protección más adecuada.

Las vías respiratorias se pueden proteger con mascarillas desechables; con semimáscaras de usar y tirar o semimáscaras con filtros intercambiables; o con máscaras integrales que también protegen los ojos.

Las mascarillas desechables serían las típicas máscaras de papel que después de varios usos hay que tirar a la basura.

Pero, ¿cuándo hay que desechar estas mascarillas?

Esto depende de muchos factores. Este tipo de mascarillas es toda ella un filtro, y cuando está en contacto con el aire, está filtrando aunque no la estemos usando.

Por tanto, cuando nos cueste respirar con ellas, significará que el filtro ya está suficientemente obstruido y hay que usar otra.

Esto puede ocurrir en cualquier momento porque puede haber estado mal guardada y filtrando el aire sin ser utilizada; también puede que el trabajo en un sitio cerrado produzca un ambiente muy saturado de partículas que obstruyan rápidamente el filtro.

Puede ser también que se trabaje al aire libre o en un sitio bien ventilado, con un trabajo que produzca pocos residuos y tu mascarilla desechable dure “una enternidad”.

El uso de las semimáscaras con filtros intercambiables, las hace más polivalentes para todo tipo de trabajos con la madera.

La ventaja de este tipo de protección es que puedas poner a la semimáscara el tipo de filtro que necesitas para cada trabajo concreto.

O ponerle un filtro de máxima protección polivalente para gases y partículas y así despreocuparte de si la madera es de alta o baja toxicidad, de si el producto químico genera gases irritantes o no, etc.

Estarás protegido en todos los casos.

Por último, en protección de vías respiratorias, estaríamos hablando de las máscaras de protección integral.

Son esas que cubren por completo la boca, la nariz y los ojos.

Este tipo de máscaras se necesitan para trabajos con riesgos altos tanto de vapores como de impactos o polvo.

Un particular: es más que posible que no debiera necesitarla, pero nunca está de más saber que existen y que son de gran utilidad, para proteger de una manera eficaz e integral 3 partes fundamentales de nuestro cuerpo.

 

Protección de seguridad para las manos

guantes de protección epis

Protección para manejo de grandes piezas de madera from Allwood on Vimeo.

Las manos son una parte fundamental a proteger en cualquier trabajo con madera. Ya sea a la hora de transportarla, moverla o a la hora de trabajar la madera.

Los guantes de protección son de muchas clases y tipos. Cada uno está diseñado cumpliendo unas homologaciones para proteger las manos de un tipo concreto de riesgo.

Si lo que estamos haciendo es mover madera de un sitio a otro, necesitaríamos unos guantes que “amortigüen” el peso de la madera para evitar rozaduras y abrasiones, además de clavarnos astillas o clavos (cuando trabajamos con madera para reciclar).

Este tipo de guantes a utilizar suelen ser los de tela o cuero. Son los típicos guantes de trabajo que suelen salir en las películas de vaqueros.

Los vaqueros los usan de cuero y los maquinistas de los trenes de vapor los usan de tela.

Otro tipo de guante muy usado para madera son los de nylon/nitrilo. Son unos guantes que te permiten tener “sensibilidad” en los dedos y poder así realizar trabajos de cierta precisión.

Aunque parezcan poca cosa, son una gran opción, porque además alguno de esos modelos también están homologados anticorte, convirtiéndose así en una opción muy polivalente a la hora de trabajar con madera.

Tipos de guantes para la protección en el trabajo con madera (Vestuepis) from Allwood on Vimeo.

 

Protección de los pies

calzado de seguridad

Elección del calzado para el trabajo con madera (Vestuepis) from Allwood on Vimeo.

Cuando se trabaja con madera, siempre se suele tener más presente la protección de las manos o los ojos y dejar de lado la protección de los pies.

Y esto es un grave error porque todo nuestro cuerpo en buen estado es lo que nos permite trabajar la madera o dedicarnos a nuestro hobby.

Cuando hablamos de la protección de los pies, hablamos de protegernos frente a la caída de grandes pesos, que puedan aplastarnos o atraparnos los pies.

Pero también hablamos de protegernos frente a clavos o trozos de madera que podríamos pisar sin querer y clavarnos.

Por eso es tan importante la protección de esta parte de nuestro cuerpo.

El calzado de protección que nos interesa para trabajos con madera no es de los más especiales o específicos.

Sólo necesitamos una bota homologada en S1P, con eso es más que suficiente para tener seguros nuestros pies en el taller cuando trabajamos.

La homologación en S1P significa que nuestro calzado (ya sea zapato o bota) tendrá una puntera reforzada (con acero, con aluminio, composite, kevlar, etc.), que nos asegura aguantar hasta 2.000 kilos de peso sin deformarse.

De esta manera, cualquier tablón o herramienta que se nos caiga en los pies no supondrá el aplastamiento o la amputación.

Esta homologación también supone que nuestro calzado tiene una plantilla antiperforación que nos protegerá de cualquier cosa que pisemos sin darnos cuenta.

Con la plantilla de diversos materiales antiperforación no terminaremos clavados al suelo.

Aspectos a tener en cuenta para la elección del calzado adecuado (Vestuepis) from Allwood on Vimeo.

Después, según los distintos fabricantes, con esta misma homologación S1P tenemos calzado con suela antideslizante para intentar minimizar el riesgo de resbalarnos, con residuos de aceites o grasas.

También suelen traer un sistema de absorción de energía en el talón para minimizar el riesgo de caídas a distinto nivel.

Para que nos entendamos,… en el talón insertan un dispositivo tipo “amortiguador” para que absorba la energía de una caída (de menos de dos metros de altura) y así minimizar el daño que nos podamos hacer.

 

¿Dónde puedo comprar mis EPI’s?

Desde siempre, las ferreterías eran el único sitio donde poder comprar los pocos E.P.I.’s que había en el mercado.

Pero con la llegada de la Ley de Protección Individual de Riesgos Laborales, la cosa se especializó mucho y surgieron algunas tiendas dedicadas al vestuario y la protección laboral.

Ahora hasta en las tiendas de “todo a cien” se pueden encontrar algunos de estos E.P.I’s. También en tiendas de bricolaje, ferreterías, etc.

Nuestro consejo es acudir a profesionales en la materia, es decir, a las tiendas especializadas en protección laboral, que te asegurarán una atención personalizada.

Suelen atenderte especialistas en la materia, que saben muy bien de lo que hablan y saben muy bien lo que necesitas.

Además, como ellas están especializadas, tienen siempre varias opciones para cada tipo de riesgo para amoldarse al peligro, a las circunstancias del trabajo y a tu bolsillo.

En las otras tiendas y centros de bricolaje, la especialización es menor y te puedes encontrar con que el dependiente que te atienda tenga menos idea que tú de los E.P.I’s que necesitas utilizar.

 

Conclusiones

Consejos para trabajar la madera con seguridad, por Vestuepis from Allwood on Vimeo.

Esperamos que, después de leer el artículo de esta semana, te hayas concienciado de la importancia de protegerse, tanto al trabajar la madera como en toda clase de trabajos en general.

Además, siempre que trabajes con sustancias o elementos que entrañen cierto peligro, debes prestar especial atención a cómo te estás protegiendo y si estás usando los EPI’s correctos para cada caso.

Y tú, ¿cómo te proteges cuando realizas tus trabajos con madera?

Nos gustaría saber qué medios usas para evitar posibles accidentes laborales y, si procede, aconsejarte para que, ante todo, tu vida no corra peligro 😉

 

1 Comment

  • a
    a
    01.01.2018

    Very good post. I’m facing some of these issues as well..

Leave a Comment

Close

Ubicación y horarios

Nuestro equipo comercial está comprometido en proporcionar a nuestros clientes un servicio excepcional en todo el mundo. Respondemos rápidamente, no dude en contactarnos para un presupuesto totalmente personalizado.

+34 619 270 197

+34 917 374 225

FAX +34 917 527 057

info@allwood.es

 

¿En qué podemos ayudarle?